Hoy tenemos a un divulgador estelar en todos los sentidos. Jorge A Vázquez nos acerca cada día a los astrónomos aficionados un pedacito de universo para que nos podamos expandir con él y tratar de comprender un poco más que hay ahí fuera.

1) A título personal, estudias astrofísica y eres planetarista. A menudo nos da la sensación que explorar el espacio es una tarea ardua y difícil para la época que vivimos, ¿Qué opinas sobre ello?
La verdad es que la cantidad de información científica de que se dispone actualmente hace imposible que una sola persona pueda ser experta en temas diversos, incluso dentro del campo de la astronomía o la astrofísica. Y sí, aunque no sea fácil dedicarse al estudio de cualquiera de las ramas de la ciencia, ello no significa que deje de ser placentero. En algunas materias estamos llegando a los confines del universo observable y eso no puede dejar de resultar fascinante para cualquier persona con inquietudes.

2) Referente a todos los descubrimientos que vemos cada día en las noticias sobre Astronomía, ¿nos espera una revolución astronómica por llegar o no queda ninguna bomba informativa que esconda el universo y que se espere constatar?
En mi opinión, algunas de las metas de varias investigaciones que se encuentran en curso pueden terminar entre los hitos más importantes en la historia de la ciencia. Pero va ser difícil superar al siglo XX. En el siglo pasado empezamos siendo, metafóricamente, habitantes del Sistema Solar rodeados de estrellas en nuestro universo, que por entonces se identificaba con la Vía Láctea. Terminamos viviendo en un rincón perdido de una galaxia mediana, una entre miles de millones, en un universo en expansión.
¿En qué temas podríamos conocer una revolución importante? Si consideramos que puede ser cierto que no conozcamos más que un pequeño porcentaje de los constituyentes del Universo, un avance notable sería descubrir qué es la materia oscura. Mayor aún sería la comprensión del mecanismo que provoca la aparente, o real, expansión acelerada del universo que actualmente se observa. En este sentido se espera, para dentro de poco, un importante comunicado relacionado con la radiación de fondo de microondas.
Otra de las disciplinas que se integran en la astrofísica es la astrobiología, inexistente hace unas décadas y con un desarrollo mayor cada día que pasa. La búsqueda de otros planetas habitables en torno a otras estrellas distintas de la nuestra podría dar frutos en próximos años (en contra de lo que dicen las últimas noticias, aún no se he descubierto con certeza ningún planeta habitable en torno a otra estrella). Más espectacular aún sería el descubrimiento de vida fuera de la Tierra. Se me ocurre, sin embargo, un efecto colateral a este hipotético descubrimiento: Los iluminados de los platillos volantes harían su agosto con sus falsas historias de ovnis.

3) El futuro de la Astrofísica, al igual que el de muchas otras ramas científicas en este país, se ve amenazado por los recortes, ¿en índice de gravedad nos vemos afectados la población en sí y en qué nivel se ven afectados los astrónomos por su parte?
En estos momentos aún estamos a la espera de que se constituya el nuevo gobierno. Históricamente, los gobernantes españoles han cometido siempre los mismos errores, recortando la inversión en investigación, u orientándola a defensa. No esperamos buenas noticias en las próximas semanas, a pesar de que el desarrollo tecnológico es el único camino para la modernización de la economía. Lo que está también muy claro es que en esta crisis se está perjudicando más que nunca a los débiles, mientras los que la provocaron se están haciendo cada vez más ricos. Desde luego, recortando en investigación y en políticas sociales, el resultado va ser lamentable para el funcionamiento de la economía.

4) Se han lanzado múltiples proyectos virtuales para que los aficionados a la Astronomía participen y aporten un volumen significativo de trabajo a grandes observatorios para reducir tareas puramente mecánicas. Se trata de una forma de participación ya evolucionada de los clásicos observatorios amateur que se llenan cada sábado noche de aficionados. ¿Crees que aportan algún avance o ayuda realmente importante a este campo?
Yo sigo siendo astrónomo aficionado y espero no dejar de serlo nunca. Los proyectos de los que hablas, como Galaxy Zoo o SETI at Home permiten el análisis de grandes cantidades de datos que, de otro modo, llevaría mucho tiempo estudiar. Son proyectos importantes que dan frutos, aunque el de SETI se haga esperar. En cualquier caso, y hablando de SETI, un resultado negativo puede ser igual de importante que uno positivo. Si nos atenemos a los datos de este experimento, es probable que no haya ni ahora ni las haya habido antes (o que hayan sobrevivido), civilizaciones como la nuestra en cientos o miles de años luz a la redonda; aunque también es posible que, en realidad, las señales de radio como las que nosotros emitimos, que ellos también podrían estar emitiendo, se dispersen en el espacio, haciéndose inobservables. Pero los aficionados tienen otras muchas formas de ayudar al avance de la astronomía y de la astrofísica. Actualmente hay varios aficionados que se están dedicando al descubrimiento de nebulosas planetarias, con gran éxito. Otros están realizando excelentes seguimientos de las atmósferas de los planetas jovianos. El estudio de los meteoros no se concibe sin la intervención de la comunidad de astrónomos aficionados, ni tampoco el de las estrellas variables, algunas de las cuales siguen siendo casi tan enigmáticas como lo eran a principios del siglo XX. Y estos son sólo algunos de los muchos campos en los que el astrónomo aficionado puede dedicar su tiempo y su habilidad para el avance de la ciencia.

5) ¿Puedes explicarnos (si se te está permitido) explicarnos algo por encima en que consiste tu trabajo como astrofísico?
Mi labor profesional está dedicada a la comunicación científica,  tratando de llevar la ciencia a todos los rincones del país con
www.educa-ciencia.es. Estoy convencido de que una sociedad más instruida en la ciencia se vuelve más justa y equitativa. Aprendiendo a aplicar el método científico a la vida cotidiana podemos acercarnos más a la consecución de la libertad, por ejemplo, acostumbrándonos a pensar por nosotros mismos, sin creer cualquier cosa que nos digan en los medios de comunicación. Estaríamos también a salvo de astrólogos, homeópatas y curanderos.

6) ¿Podrías relatarnos a tu vez de que tratan tus futuros proyectos ymetas en el campo al que te dedicas actualmente?
En estos momentos estoy a punto de defender mi trabajo de fin de máster, dedicado a una investigación astronómica relacionada con la Edad Media. Una vez acabe el máster y alcance la oficialidad, me gustaría adentrarme en la espectroscopía, potenciando el Observatorio Astronómico de Bonilla de la Agrupación Astronómica de Madrid (de la que soy socio, además de la Agrupación Astronómica Complutense). Un tema que me llama mucho la atención es el de la búsqueda de ecos de supernova en la Vía Láctea.

7) Diriges la revista elsegundoluz, ¿Cómo nació tu iniciativa y desde cuando lo haces?
ElSegundoLuz nació en 2006, al principio como una simple página personal. Al poco tiempo comencé a emplearla para divulgar información que tenía en apuntes o en libros que había en mi casa. Se me ocurrió darle el formato de una revista con contenidos de vigencia larga, junto a noticias poco conocidas pero con importancia notable. El proyecto ha quedado un poco aparcado debido a mis estudios en astrofísica, pero creo que ha merecido la pena el esfuerzo.

8 ) ¿De qué manera crees que va a evolucionar tu proyecto virtual de aquí en adelante? ¿cuáles son tus metas sobre elsegundoluz?
En cualquier  caso, mi objetivo fundamental es la divulgación de la astrofísica entre los aficionados que tengan un nivel de conocimientos más alto. No sé si he logrado aún ese objetivo pero, desde luego, sí que tengo nuevos proyectos en mente que quiero que me acerquen un poco más a su consecución, como el de crear una sección de astrofotografía mediante contribuciones de colaboradores, con los que estoy en contacto, o abrirla a otros astrofísicos profesionales. La herramienta Twitter me parece potentísima y no concibo ahora la revista sin ella. Lo principal, claro, es seguir escribiendo artículos de calidad cada vez mayor, y eso sólo se consigue trabajando, por lo que desarrollar un proyecto de este tipo también lo concibo como una herramienta de aprendizaje.

Desde aquí dar las gracias a Jorge por haber respondido desinteresadamente la entrevista y nos ha ayudado a acercarnos un poco más a las estrellas. Muchísima suerte con tus proyectos y larga vida a la divulgación.

Anuncios