Angela Zhang, la joven promesa contra el cáncer.

Angela Zhang, una joven estadounidense de 17 años, ha resultado ganadora de la última edición del Premio Siemens en Ciencia y Tecnología. Su idea galardonada ha sido el diseño de una nanopartícula que ayuda a combatir el cáncer.  Su proyecto se titula  “Diseño de nanosistema de liberación de medicamento multifuncional, guiado por imagen y de control fototérmico para el tratamiento de células madre cancerígenas”.

Como la autora ha comentado ya en muchas entrevistas, su fijación en la patología viene dada por motivos familiares. Tanto su abuelo como bisabuelo murieron por causas tumorales y ello la llevó a investigar sobre la afección de la sobrereproducción celular. No tardó en darse cuenta que si atacaba directamente a la célula madre del tejido podía reducir la masificación.

Los ensayos que ha realizado hasta ahora son datados de 2009. Desde entonces ha invertido más de 1000 horas de trabajo personal y autónomo en el desarrollo de un nanocompuesto de metales (entre los que se incluye el oro) que ahora ha visto recompensadas con una beca de 100.000 dólares. Y no solo eso, sino que además su experimento ha entrado en una fase de prueba o ensayo clínico en el que se someterá la partícula a diferentes parámetros celulares y a distintos tumores para verificar la utilidad e incrementar la precisión y eficacia a su vez.

En lo que a su creación propiamente refiere, contribuye al tratamiento del tumor y también a detectarlo. Sigue el mismo esquema de la agregación plaquetaria en una herida, la nanopartícula se une al tumor y queda aglomerada a su alrededor de forma que sus análisis nos pueden dar información del tamaño y localización del mismo. Este hecho permite monitorear en tiempo real la información transmitida. Una vez localizado el punto a actuar, la partícula actúa únicamente sobre estas células exclusivamente, sin dañar siquiera las sanas. Es en el último punto donde realmente la acción del compuesto se diferencia de la generalidad que ofrecen otros tratamientos convencionales como quimioterapia o radioterapia.

La nanopartícula diseñada por Angela no verá la luz, probablemente, en mucho tiempo siempre cuando se vean diferencias positivas en su tratamiento. Por este motivo cruzamos los dedos para que los ensayos clínicos den sus frutos y pronto podamos ver la solución que nos brinda esta joven y que revolucionaria la biomedicina en el tratamiento de proliferación celular.

Este artículo ha sido publicado en Amazings: http://amazings.es/2011/12/21/angela-zhang-la-joven-promesa-contra-el-cancer/ a los que quiero agradecerles todo su apoyo.

Anuncios