Etiquetas

, , ,


El Sudoku es un famoso pasatiempos japonés que se inició en la década de los setenta y que llegó a tener una gran fama durante los ochenta dentro del país nipón. Al igual que otros juegos de entretenimiento o pasatiempos provenientes del país del sol naciente, el sudoku no alcanzó su esplendor internacional hasta el año 2005 donde se extendió rápidamente por Europa y América del Norte causando gran furor. Para los pocos que no conocen la base de este juego tan entretenido y a los que invito a probar cuanto antes les explicó. Nos encontramos delante de una cuadrícula de nueve cuadrados por nueve cuadrados que se organizan en cuadrados superiores de tres por tres. De forma que en cada cuadrado superior hay que encajar todos los números naturales entre uno y nueve (ambos inclusive) y sin que se repitan, pudiéndose contar los mismos en cada fila y columna. La cuadrícula, eso si, no está completamente vacía para que cada uno los rellene al azar sinó que contiene otros números que nos hacen de patrón (son las cifras-pista) y a partir de éstos representamos la consecución matemática.

Para que un sudoku sea conocido por esta denominación debe contener tan solo una solución. Partiendo de la premisa anterior existen otras variantes en soluciones y también cuadrícula. Una muy curiosa es la del Hypersudoku que distribuye las áreas interiores de los cuadrados 3×3 de forma irregular.

Hasta aquí, ningún problema. Por lo contrario, cuando uno se dedica a la resolución de un sudoku puede aumentar la dificultad reduciendo. Lo bonito de estos sudokus es la felicidad que te da resolverlo como si de un problema más se tratara. Pero más bonito debe ser encontrar una fórmula universal para resolverlos todos. De ello se ha encargado Gary McGuire, de la Universidad de Dublín que ha encontrado un algoritmo de complejidad gracias al uso de supercomputadoras y además ha determinado que el rango de resolución posible de un sudoku se halla a más de 17 cifras-pista (recordamos que sudoku = una solución). El hallazgo fue presentado en un congreso matemático el pasado 7 de enero donde recibió aprobación mundial. Lo realmente revolucionario del descubrimiento del algoritmo es su simplificación y como ha revolucionado los límites de la computación matemática.

Ahora solo queda ver como lo aplican, según se ha hecho eco la revista Nature, seguramente leamos algo del método en revistas científicas próximamente. Para finalizar, os dejo algunos sudokus para hacer en tiempo libre:

 

Anuncios