Me complace mucho presentaros al invitado de esta entrevista, hoy tenemos a un virólogo de conocida excelencia, divulgador estelar y científico completo. Personalmente me parece muy interesante y productivo tanto el trabajo que nos expone como sus aspiraciones,  incidiendo en reflexiones panorámicas que no tienen desperdicio. Sin más dilación:

Enrique Royuela

Centro Nacional de Microbiología: Área de Virología.

Eres virólogo, ¿puedes explicarnos tus inicios y cual es tu proyecto actual de trabajo y a que refiere?

Comencé en el mundo de la ciencia a través de la biología molecular y los virus, en un trabajo muy interesante al que dediqué seis años de mi vida. El proyecto consistió en clonar varias proteínas estructurales de un astrovirus humano y su caracterización molecular y funcional. La verdad es que obtuve unos resultados muy atractivos que determinaron la importancia que tenía la proteína con la que trabajé en los primeros pasos de la infección del virus y su uso como potencial vacuna o diana terapéutica, pero no te puedo contar mucho más porque ¡todavía está sin publicar! Jaja.

En mi etapa como investigador postdoctoral, la actual, el último proyecto en el que estuve involucrado era una investigación multidisciplinar realmente interesante. A través de éste, tratamos de averiguar cuales eran las particularidades de la respuesta del sistema inmune frente a la infección por el virus de la parotiditis (las paperas) y analizar las variables que determinaban que unos individuos desarrollasen patología neurológicas (meningitis, meningoencefalitis, encefalitis, etc.) y si esto estaba relacionado con el genotipo del virus que infectaba y con la susceptibilidad genética de los pacientes. Parte de este trabajo no se pudo terminar por falta de financiación pero la verdad es que era un proyecto muy ambicioso y muy bonito.
También entramos a formar parte del grupo de expertos de taxonomía de la OMS gracias a los trabajos de evolución y caracterización epidemiológica que desarrollamos durante esta etapa, con propuestas que están vigentes en este momento y otras que proponen importantes cambios en la taxonomía del virus de la parotiditis que veremos en los próximos años.

¿Cuáles son las metas más importantes para la virología a nivel global en este momento?

Uff…es un tema tan extenso. La verdad es que cuando la gente habla de los virus o de la virología parece que se trata de un tema muy homogéneo y que todos los virólogos trabajamos en lo mismo, pero nada más lejos de la realidad. Pese a lo pequeños que son virus, la verdad es que la investigación con ellos es muy amplia y cada uno  tiene unas necesidades y exigen unos objetivos muy distintos.

Entiendo que uno de los objetivos prioritarios es la vacuna frente al VIH, por el enorme problema de salud pública que supone en todo el mundo. Tal vez esta sea la respuesta que todo el mundo espera, sin embargo podría citarte enfermedades causadas por virus que presentan una morbi-mortalidad tan importante, o más, que la del VIH; como son los virus responsables de la gripe o de las gastroenteritis agudas. Además, tampoco hay que olvidar otras patologías virales como las Hepatitis, virus oncogénicos o virus vacunables como sarampión, parotiditis y rubéola, que plantean importantes problemas sanitarios. Por ejemplo, la erradicación del sarampión -que la gente piensa que sólo te salen “granitos” cuando es una importante enfermedad que causa una elevada mortalidad infantil- se ha estancado; la enfermedad está reapareciendo en países donde no circulaba desde hacía tiempo y el cumplimiento de su erradicación en 2015 se prevé complicado.

¿Qué granito de arena relevante te gustaría aportar al gigantesco mundo del microcosmos?

No sé como sonará esto que voy a decir, pero la verdad es que, de forma global, creo que cada día que los científicos dedicamos a la investigación es un granito de arena. Cada día está más difícil dedicarte a la investigación. Ya no nos quedan motivos para hacerlo. No es un trabajo fácil, muchas veces no es ni gratificante, es sacrificado, no se te reconoce, está mal pagado y encima a los gobiernos, que son los que manejan “los dineros”,  no les interesa un carajo la I+D (de hecho la mayoría no saben ni lo que significa).
Por eso, cada día que un científico decide que no tira la toalla y monta un bar, se levanta  y va de nuevo al laboratorio es un día más que la ciencia y la sociedad no llora. Porque, no nos engañemos, la ciencia no es la que sale perjudicada con el maltrato que los gobiernos nos dedican, es la gente, la sociedad. Es un retraso y un palo a su calidad de vida.
Hasta que los políticos no se den cuenta (y esto es como pretender que un Australopithecus se cree una cuenta en twitter) que no se puede recortar en Ciencia, porque ésta es el motor que mantiene la sociedad de bienestar general, no tendremos nada que hacer. 

La comunidad científica actual no resuelve la controversia sobre si deberían considerarse o no seres vivos a los agentes víricos, ¿te inclinas hacia algún lado de la balanza?

Jaja, esta es  la pregunta del millón. Pero si te digo la verdad es un tema más para discutir tomando unas cervezas que un problema en el que los virólogos estemos pensando continuamente. De todas formas, voy a contestarte, ya que me lo preguntas (que ganas tenía, oye).  Yo soy de los que afirman que los virus son organismos tan vivos como cualquier otro. Porque  ¿Qué es un organismo vivo?  ¿Qué es la vida? Tal vez los que consideran a los virus como organismos abióticos deberían analizar de nuevo los conceptos  planteados por Schröedinger. De todas formas, creo que es mejor que la gente pueda leer el artículo “Virus en Vivo” sobre esta cuestión que publicó el virólogo Jose Manuel Echevarría en el número 1 de JoF y saque sus propias conclusiones.

Haciendo retrospección de tu carrera, ¿qué te llevo a decantarte por esta opción de la biología? ¿Barajaste alguna opción adicional ante la virología?

Hubo una época en que no lo tenía anda claro, porque en una ciudad como Cuenca y con pocos recursos económicos no siempre puedes plantearte muchas opciones a la hora de elegir la carrera que más te gusta. De hecho estaba decidido a estudiar Bellas Artes, hasta que en la asignatura de Biología, en el instituto, tocamos el tema de los virus. ¡Ay amigo! ¡Con los virus habíamos topado! Desde ese momento no paré de leer sobre ellos todo lo que caía en mis manos, tanto libros de texto como novelas de ficción. Y lo tuve claro, quería estudiar Biología y sería Virólogo. Es cierto que durante la carrera me gustaron muchos temas y cuando terminé tuve posibilidades para dedicarme a otras cosas (botánica) pero mi pasión por el desconocido mundo de los virus ya había tomado una decisión por mí, aunque yo aún no lo sabía…

Y ya acabando, escribe para #JoF, ¿Cuándo iniciaste tu camino como divulgador? ¿Dónde te ves dentro de un año o dos, dentro de esta faceta?

La verdad es que decir que soy redactor en JoF, que para quien no lo sepa es la Revista Digital (y gratuita) de Divulgación Científica que editamos desde Feelsynapsis, no es del todo cierto. Por desgracia, mi papel como editor, diseñador y maquetador de la revista requiere todo mi tiempo. Si bien es cierto, participé en el primer número con una infografía sobre los Premios Nobel de Ciencia que quedó bastante bien, jeje. Y lo mismo ocurre con mi blog en Feelsynapsis, que lo tengo un poco abandonado.

MI interés por la divulgación y cultura científica siempre ha estado en mi interior, como una espera de resistencia, esperando el momento más adecuado para surgir al exterior. Este momento fue cuando, junto con un grupo de amigos, vimos la necesidad de crear un espacio donde la gente interesada en ciencia pudiese experimentar e interaccionar en un medio apropiado. Así fue como decidimos crear la red social de ciencias Feelsynapsis. A través de esta plataforma permitimos a los usuarios divulgar a través de su propio blog (que es una herramienta que te aparece por defecto como usuario de la red) o del microbloging, crear sus propias wikis o grupos de estudio y trabajo, con calendario de eventos, compartir imágenes y videos o crear tu ePortolio.
Además, para fomentar la cultura científica, desde Feelsynapsis organizamos el I Certamen de Microrrelatos Científicos Feelsynapsis 5’-3, que fue todo un éxito de participación  y en este momento estamos preparando el segundo.
Actualmente, y como ya sabéis, estamos editando una revista de divulgación científica y cultural, JoF en la que todo el mundo puede participar si lo desea, solo tiene que escribirnos a jof@feelsynapsis.com. De hecho, una de las secciones de la revista está destinada a la publicación de artículos por parte de estudiantes. Con esto, lo que pretendemos es poner a disposición de todo aquel que lo desee un medio que facilite su incorporación al mundo de la divulgación.

Finalmente,  como pregunta obligada ¿qué futuro le vaticinas a la ciencia española? ¿Recortes o puñaladas que harán mella durante mucho tiempo?

Pues el futuro de la ciencia en España lo veo más negro que los cojones de un grillo, y perdón por la expresión. Aunque nos intenten hacer creer lo contrario, el problema que hay con la ciencia no es coyuntural, sino estructural. Lo que todavía no entiendo es como aún se hace algo de ciencia en este país. Si te paras a pensarlo, aquí siempre se ha hecho buena ciencia sin invertir un euro. Lo cual dice mucho de los investigadores españoles y muy poco de los que ponen la pasta, es decir, los gobiernos. Por tanto, si sigues recortando  ¿Hasta cuando se podrá sostener el sistema de investigación en España si no hay investigadores que lo lleven a cabo?
Cuando había dinero no se dedicaba lo suficiente así que ¡imaginad ahora que no hay! Es un verdadero disparate, y lo que se ha hecho en los últimos años no es un recorte,  es un CORTE en toda regla.
Me gustaría terminar con un mensaje para los políticos, parafraseando al ex rector de Harvard, Derek Curtis Bok: “Si ustedes creen que la educación es cara, prueben con la ignorancia”

No puedo, ni quiero,  terminar esta entrevista sin dar las gracias a todos aquellos colaboradores de JoF. A los que se involucraron de inicio en este proyecto sin ni siquiera conocernos y a los que se han incorporado posteriormente. A todos ellos, a los joferos (Patri, Jose, Rafa, Bernardo, Marisa, Rosa, Nahum, Sergio, JAL, Jose Manuel, Alfonso, Dani, Julián, Jesús David, Raquel, Carlos, Leticia, Santi, Raúl, Cris, María, Miguel, César, Javi, Teresa, etc…)  y a la gente que nos sigue, porque son el motivo de que sigamos adelante con esto: ¡Mil Gracias de todo corazón!

Desde CientificamenteCorrecto agradecemos a Enrique su colaboración y participación. Nos alegra la vista leer a gente tan interesante como él y que se dedica en cuerpo y alma a la labor científica. Nos queda desearle lo mejor de aquí en adelante y la mejor conclusión posible a todos sus resultados pendientes. Sabemos que los científicos no son solo aquellos que hacen ciencia, sino personas que sacrifican algo (tal vez mucho en ocasiones) para correr detrás de un sueño y alcanzarlo. Nuestro compañero ya ha llegado al primer puerto, pero contrariamente a como muchos podríamos pensar lo más dulce de la subida está por llegar. Desde aquí procuraremos alimentar la impactología de sus publicaciones y os mantendremos informados en todo momento  de lo que tengamos. Muchísima suerte en tu próxima andadura Enrique, sabemos que pararás en buen puerto.

Anuncios